Consejos para el cuidado de la piel en la noche

portada-cuidados-para-despues-de-una-bichectomia
9 Cuidados para después de una bichectomía
27 septiembre, 2019
portada-cancer-de-mama
Día mundial contra el cáncer de mama
19 octubre, 2019
portada-consejos-para-cuidado-piel-noche

mujer con una mascarilla facial

 

Madrugar, maquillarse para ir al trabajo, completar tu jornada laboral, realizar actividades recreativas… al final del día tu piel ha estado expuesta a tantos agentes que necesita de un respiro para regenerarse y verse bonita.

Al igual que cuidas y preparas tu piel durante las mañanas, en la noche también debes realizar una rutina de cuidado, con el fin de eliminar toda la suciedad que acumula tu piel en el día, y ayudarla en su proceso regenerativo, el cual nos brindará una apariencia más juvenil y ayudará a prevenir los temibles efectos del envejecimiento.

Sabemos que llegas cansada a tu casa y solo quieres dormir, pero, dedicando unos 15 o 20 minutos con los consejos para el cuidado de la piel en la noche que te daremos, lograrás mantener tu piel perfecta.

Nunca te vayas a dormir sin desmaquillarte

Si eres de las que ama maquillarse, es muy importante que antes de irte a dormir te quites todo el maquillaje, ya que este obstruye los poros de tu piel y no la deja respirar, también, queda acumulado toda la suciedad del día causando el envejecimiento prematuro de la piel.

Debe quitar todo rastro de maquillaje de tu piel, para esto puedes utilizar cremas desmaquillantes, o aceite limpiador, utiliza paños de algodón y deposita el desmaquillador de tu elección, luego procede a pasarlo por tu cara para quitar todo el maquillaje, ten cuidado en el área de los ojos de no restregar en exceso ni con mucha fuerza, ya que la piel de esta área es más fina.

Luego lava la cara con abundante agua para quitar restos de desmaquillador que quede en la piel, es importante que no queden residuos, ya que esto se van acumulando y obstruyendo los poros.

Limpia tu cara a profundidad

Si no usas maquillaje, este será directamente tu primer paso en una rutina del cuidado de la piel en las noches. Utiliza un jabón especial de acuerdo a su tipo de piel, para quitar toda la suciedad que pueda quedar en la piel, ten cuidado con el área de los ojos de no frotar la piel fuertemente para evitar lesiones y arrugas.

Retira el jabón con abundante agua para eliminar los restos y seca tu rostro con una toalla limpia: para secar tu piel basta con dar suaves toques con la toalla sobre tu piel para eliminar el exceso de humedad.

Exfolia la piel y usa una mascarilla

La exfoliación sirve para eliminar las células muertas que se van acumulando, dejando así espacio para que la piel nueva respire, además, este proceso nos ayuda a que la piel absorba mucho mejor las cremas y serum que apliquemos. Este paso se debe hacer por lo menos una vez a la semana, ya que, si lo hacemos muy regularmente, dañaremos la piel.

Hay muchos productos en el mercado, siempre escoge uno acorde a tu tipo de piel y a las necesidades que presentes: aplica el producto en tu rostro evitando el área de los ojos y su contorno, masaje con tus manos el producto y finaliza limpiando tu rostro con abundante agua cuidando de no dejar rastros.

Las mascarillas son productos diseñados con múltiples propósitos, pueden hidratar, ayudar a controlar los niveles de grasa, eliminar puntos negros etc. Son un buen complemento para ayudar a eliminar sustancias del rostro: sigue las instrucciones de aplicación de la mascarilla cuando la utilices.

Usa un tónico

Después de todos estos pasos, la piel necesita una pequeña ayuda; los tónicos ayudan a cerrar los poros de la piel, darle hidratación y nivelar el ph de la zona. Sin importar tu tipo de piel, nunca uses tónicos que contengan alcohol, ya que, si bien dan una sensación de frescura, resecan la piel en exceso.

Para las pieles más delicadas se recomienda usar tónicos con ingredientes suaves que aporten frescura a la piel, mientras que, para las pieles grasas, se recomiendan tónicos más astringentes.

Cremas y serum

Estos productos están diseñados para agregar nutrientes que ayudan a mejorar la apariencia de la piel.

Los serum son productos con grandes concentraciones de nutrientes, como ácido hialuronato, colágeno, o vitaminas: aplica el producto en pequeñas cantidades sobre la piel y masajea la zona para ayudar a su absorción. Por su parte las cremas para la noche son buenas para ayudar a hidratar la piel y se absorben mucho más fácil: después de aplicado el serum, aplica la crema en todo el rostro, dando un ligero masaje para impregnar la piel y que se absorba mejor.

Consejos extras

  • Antes de irte a dormir trata de estar lo más relajada posible, deja todo el estrés del día para tener una noche de sueño reparadora.
  • Duerme a oscuras, sin ninguna fuente de luz que te incomode o te despierte.
  • Es importante dormir las horas necesarias, entre 7 u 8 horas.
  • La mejor postura para dormir es boca arriba, ya que así evitas que se creen finas líneas en el rostro. Si no puedes dormir en esta postura, varia el lado del que duermes para disminuir la formación de arrugas.
  • Cambia constantemente las fundas de tu almohada. Mientras dormimos nuestra piel y cabello impregna de grasa las fundas, esta grasa se va acumulando y causa que se pegue a nuestra piel.

Por muy cansada que legues a tu casa, dedicarte unos minutos a una rutina de cuidado te ayudará a mantener una piel joven y saludable, además, combatirás los efectos del envejecimiento. Sigues estos pequeños consejos y encamínate a tener una piel fabulosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español
WhatsApp chat